100 mdd para "Los Miserables"

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

100 MDD  PARA "LOS MISERABLES" 

 

La obra musical "Los Miserables" que fue inaugurada esta semana en un teatro de la CDMX y que se encuentra al nivel de los mejores espectáculos teatrales del mundo fue concebido  en su proceso de producirla de nuevo en México  hace 547 días, hace un año y medio.

Para su inauguración fue necesaria una inversión de 100 millones de dólares y dependerá de la afluencia que se presente para admirar esta obra musical para definir si se llega al punto de equilibrio en 6 meses o quizá en siete  u ocho meses según las perspectivas optimistas o pesimistas que tiene el plan de Negocios.

 Cameron Mackintosh,   productor de hits teatrales como Cats, El Fantasma de la Opera,  Miss Saigón y Mary Poppins en su más reciente viaje a México para verificar que todo estuviera listo manifestó que está muy gratamente impresionado por la capacidad de respuesta y la manera en que los mexicanos atendemos las emergencias y la velocidad con las que las resolvemos.

Inicialmente se tenía la idea de llevar el espectáculo a algunas capitales de estados del país pero el costo que ello implica es particularmente alto por lo que no solo se ha descartado hasta el momento la idea sino también se ha renunciado de llevarla a algunas capitales de países latinoamericanos.

La clave de este negocio, que no es nada barato en cuanto a demanda de inversión refiere, consiste en garantizar que el público asista lo antes posible como espectador y que sea capaz de ejercer una ventaja representada en la compra anticipada de sus boleto de entrada.

Como los mexicanos acostumbramos dejar todo al último, me comentaba FEDERICO GONZÁLEZ COMPEÁN,  productor ejecutivo, tendríamos que decir que queda una semana de exhibición para que el teatro se llene en todas las funciones. Pero si declaramos que la obra quedará abierta para ser contemplada durante seis meses, al quinto mes  y medio , los espectadores estarán en disposición de comprar sus boletos al precio que sea y realizando colas enormes.

Parece que estamos acostumbrados a esa forma de adquirir boletos en los grandes espectáculos por lo que la estrategia será, como lo hacen en otras industrias como la turística y la aeronáutica, que entre más anticipadamente se adquiera las entradas, más baratas habrán de salir al adquirente y ello implica la posibilidad de comprarlo con descuentos respecto al precio en día previo a la función elegida, de hasta 40 por ciento.

Confían en que el consumidor de esta clase de espectáculos sea privilegiado por el  mexicano dada la talla de su calidad. Para la producción de LOS MISERABLES se requirió de transportar 52.2 mil kilogramos de escenografía por 37 mil 15 kilómetros por mar dentro de 14 contenedores  más 4 contenedores de iluminación, vestuario y sistemas de audio.

Juegan en el escenario  más de 270 luces de las cuales 106 son robóticas, 40 micrófonos inalámbricos, 14 músicos, tres mil piezas de ropa, 86 pelucas, 353 cambios de vestuario.

Más de 150 personas están detrás del espectáculo permanentemente. Para llegar a establecer a los artistas que conformarían el staff  se realizaron 3 mil pruebas, las más vía videos enviados por el espacio digital y para seleccionar ya en concreto y llegar a términos de contratación se tuvieron que pagar los boletos y la estancia del elenco que se encontraba en otras partes del mundo.

Para la obra  EL REY LEÓN  habrán asistido  un millón de espectadores  de los cuales 300 mil fueron mexicanos que viajaron a la CDMX para presenciar el espectáculo desde distintos puntos de la República Mexicana. En términos pesimistas se cree que será posible que LOS MISERABLES  sea contemplada y aplaudida por 500 mil asistentes de los cuales 150 mil viajarían expresamente a la Capital para presenciar la obra que es verdaderamente espectacular y renovada gracias a las ventajas que ofrece hoy la tecnología. El elenco está integrado por 33 mexicanos talentosos y 4 extranjeros igual de capaces y con talento de talla internacional.

El suicidio del inspector  JAVERT, por ejemplo, es espectacular, así como los dramatismos que permiten las potentes luces o bien las 18 máquinas de humo que en el transcurso de la obra son necesarias.

Lo importante es que la iniciativa de OCESA mete a México a los circuitos más exigentes de espectáculo teatral al lado de lo mejor que se ha hecho en Broadway, Londres, París, España o Australia.

Y eso es quizá el activo más importante de la iniciativa. El espectáculo, en serio, de talla mundial  es un debe de debe en la agenda cultural de quienes disfrutan de este tipo de obras musicales.