CASA DE 70 MTS2 EN 8 HORAS

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

La necesidad es madre de todas las innovaciones relevantes. Es el caso al menos de un nuevo modelo constructivo surgido de una empresa vinculada principalmente en el desarrollo de un parque de especialidad  microbiotecnológica que consigue varios productos a partir de procesos innovadores. La planta experimental ha sido descrita en alguna columna reciente.

La empresa "2 RÍOS" constituida en realidad por TRES HERMANOS de apellido Río, a la que se agrega ya uno de los hijos de RAFAEL RÍOS, funciona a un costado de la carretera que va de la CDMX a Querétaro. Tiene varios procesos pero uno de ellos genera electricidad a partir de aprovechar el aire que producen los automóviles que transitan por la carretera. Las "turbinas" que aprovechan ese aire se asientan sobre una superficie de metro y medio cuadrado.

Pero no es el caso hablar de ese parque tecnológico del que ya escribimos antes. El caso es que cuando intentaron construir una pequeña casa demostrativa de todo lo que se puede hacer con sus innovaciones se encontraron con el obstáculo de materiales que no llenaban sus expectativas y esa fue la razón por la cual GERARDO RÍOS se dio a la tarea de crear una máquina que cual sencilla licuadora pudiera recibir materiales fundamentales clásico para obtener como resultado final bloques o tabiques constructivos que posteriormente, ya secos (48 horas), pueden  embonarse entre sí como si fueran legos.

Estos bloques o ladrillos tienen otra característica singular. Tienen los espacios que se requieren para amarrarse o sugetarse unos a otros, contemplan los espacios para castillos e incluso para el paso de cables o ductos para el servicio eléctrico o el drenaje.

La máquina que intencionalmente se buscó transportable para llevarla a comunidades distantes tiene una capacidad productiva de 10 mil bloques o ladrillos en una jornada de 8 horas y exige el trabajo de tres personas pudiendo ser mujeres.

Una casa pequeña de 50 metros cuadrados se puede construir con  mil 700 tabiques y se consigue el ensamble total en aproximadamente ocho horas. La máquina productora de estos materiales en una jornada de 8 horas es capaz de conseguir el material que se va a requerir para ensamblar siete casas de 50 metros cuadrados.

El tabique tiene otras virtudes: ya contiene acabados de diversas características de tal manera que no se requiere de acabados exteriores y en el interior solo se requiere de pintura. En el exterior el material ofrece varias texturas que no exigen de segundas manos o procesos posteriores.

El bloque ha sido enviado para valoración a laboratorios que certifican que su resistencia es superior a los materiales hoy conocidos y comunes en las construcciones tradicionales. En cuanto a costos se puede conseguir esa casa de 50-70 metros cuadrados con un ahorro de 40 por ciento y en tiempo se puede armar en 40 por ciento menos del tiempo regular en construcciones clásicas.

La empresa 2RÍOS se dice dispuesta a demostrar que su modelo constructivo es eficiente y se compromete a aplicarlo en poblaciones afectadas por el sismo de septiembre del año pasado y que lamentablemente aún no consiguen reponerse de la desgracia. La familia Ríos tiene una propiedad en Tlayacapan Morelos donde sintió en carne propia las consecuencias del terremoto y por sus vecinos afectados conoce la pobre respuesta que se las autoridades han podido articular en favor de las familias que enfrentaron daño en sus viviendas. A ellas quiere apoyar  SI HAY INSTITUCIÓN PRIVADA  o FUNDACIONES  que no quieran lucrar con su innovación.

Se niega a trabajar con gobiernos de cualquiera de los niveles por la gran cantidad de corrupción e inseguridad en el pago que implica trabajar para estas instancias.

Por considerar relevante ofrecer los datos de contacto, como es costumbre en esta columna, puede comunicarse directamente con Rafael  al teléfono 59134213 o bien consulte la página www.2rios.mx.

Su modelo constructivo será lanzado comercialmente en julio del 2018.