Cien días sin política pública pro-pymes

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

El régimen que encabeza ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ha cumplido 100 días de gobierno. Nos parece una inmensidad porque en realidad AMLO no lleva 100 días tomando decisiones y gobernando. Lo hace desde el 2 de julio del 2018, horas después de haber ganado las elecciones para Presidente  de México.

Entre las muchas polémicas decisiones, controvertidas no pocas, insostenibles por la lógica algunas, estuvo la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor, el que, luego de 13 años de antecedentes como Subsecretaría para la Pequeña y Medianas Empresas debutó como INADEM  y apenas alcanzó a contar con dos Presidentes: ENRIQUE JACOB ROCHA, mexiquense y amigo personal del Presidente de México en aquel entonces: ENRIQUE PEÑA NIETO, y ALEJANDRO DELGADO AYALA, presidente de reemplazo.

Su cercanía con Peña Nieto no fue el atributo más importante de JACOB ROCHA aunque  ciertamente no le estorbó sobre todo para enfrentar en el marco de la institucionalidad sus diferencias con ILDEFONSO GUAJARDO, fuerte Secretario de Economía y puntal básico en la estrategia para negociar con Estados Unidos y Canadá el NAFTA y llevarlo hasta el T-MEC.

Entre el énfasis más notorio que imprimió JACOB ROCHA  al INADEM estuvo sin duda la encomienda de apoyar la labor de emprendedores y especialmente lo surgido de la START UP MANÍA.

Recuerdo a alguna incubadora que recibió decenas y decenas de millones de pesos para hacer nacer  proyectos que estaban años luz de poder ser catalogados como disruptivos o realmente innovadores.

Sirvieron esos proyectos para llevar a sus directivos a programas de televisión conviertiéndolos en "famosos" de la "pantalla chica". Hubo también ELEFANTES BLANCOS que crecieron grandes y con alto colesterol al amparo de los presupuestos del INADEM. Hubo muchas historias, buenas y malas, las más, las primeras.

No puede dejar de reconocerse a la administración de JACOB ROCHA el haber "subido" al ecosistema emprendedor  a inversionistas ángeles, capitales de riesgo, al soporte de proyectos modernos generalmente articulados por jóvenes de universidades privadas y algunas públicas.

Esa importante labor de soportar con empresas financieras las iniciativas  de emprendimiento se la deben a ADRIANA TORTAJADA, ex Nafinsa y mujer muy inteligente bien aceptada en un ecosistema dominado por varones. La labor de Tortajada fue relevante y reconocida por todos.

Pero más allá de estas vicisitudes,  se creó  en el ecosistema emprendedor un ambiente que respondió en la medida de las capacidades del Gobierno Federal a las inquietudes de los jóvenes emprendedores. Nunca existieron capacidades financieras suficientes para atender una demanda motivada por el INADEM, que fue otro de los renglones que se le pudo reclamar al Instituto. Pero de que motivaron al ecosistema, lo hicieron.

La muerte (homicidio) del INADEM dejó un vacío y la evidencia de que un ecosistema que se pensaba fuerte  no dijo "ni pío" cuando le quitaron la paleta de caramelo.

Nadie reclamó a un gobierno  que prefiere formar empleados que ver a jóvenes como empresarios.

Lo entienden así quienes trabajaron muy cerca del INADEM dentro de la estructura de la OCDE  donde México estableció un liderazgo incuestionable. Si un gobierno en el mundo demostró voluntad de atender a micro empresas fue precisamente México.

No fue accidental que se le concediera la representación de las políticas públicas pro PYMES  y capacidad moral para comunicar y ofrecer los resultados de esas políticas para quienes quisieran replicarlas en otras naciones.

Se mostraron más asombrados en la OCDE y las naciones que en su interior interactúan y más que juegan como observadoras, que en México por la decisión de  dar por terminada la vida del INADEM y con ello también las políticas públicas en favor de emprendedores y políticas públicas.

Un funcionario cercano a la OCDE  preguntó a Universo Pyme si no estaba en el ánimo del Gobierno de AMLO sustituir al INADEM por otro organismo o la semilla de lo que pudiera ser otra política pública pro emprendedores y Pymes. No parece que vaya a ser así, se respondió.

¿Y nada va a ser el ecosistema para defender esa política? , Preguntaron. Ni lloraron, les dije.