Columna Universo Pyme

Para cuando VICENTE FOX iniciaba su último año de gobierno, dentro de la Secretaría de Economía comenzó a pensarse en la necesidad de perfilar una estrategia que "BLINDARA"  la política pública PRO-PYME ante la perspectiva de que  ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR  llegara a la Presidencia y decidiera desmantelar lo que a lo largo de cinco años se había hecho en la materia.

Para cuando VICENTE FOX iniciaba su último año de gobierno, dentro de la Secretaría de Economía comenzó a pensarse en la necesidad de perfilar una estrategia que "BLINDARA"  la política pública PRO-PYME ante la perspectiva de que  ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR  llegara a la Presidencia y decidiera desmantelar lo que a lo largo de cinco años se había hecho en la materia.

¿Ha llegado el momento de enterrar a las incubadoras? 

Inicia el año con relatos de terror. Dicen unos que viene el gasolinazo y que la tortilla habrá de aumentar de precio entre un peso y 50 centavos y hasta tres pesos.

Nadie puede negar que 2018 "pinta" divertido. Una serie de calamidades, ya a la vista, anticipan un año complejo para decir lo menos.

Los empresarios que encabezan el UNIVERSO PYME  no creen en la "clase política". Están, como la ciudadanía, HARTOS  de la corrupción, de la impunidad, de la ineficiencia e ineficacia del aparato público en sus distintos niveles de responsabilidad. No creen. Están hastiados.

Para las Pymes mexicanas la inseguridad es la principal preocupación o molestia cotidiana. La parte del desempeño económico nacional pasa a segundo término y cerca se encuentra el tema de la corrupción.

Vienen cambios que afectaran a las empresas pequeñas en el país; algunos cambios favorecerán marginalmente su entorno y otros pudieran afectarlo. Ambas posibilidades exigen de las empresas mantenerse informadas y sobre todo, conocer el entorno de las modificaciones.

La beligerancia de Donald Trump hacia lo mexicano y hacia nuestra nación ha impulsado una actitud que dista mucho de ser congruente con la idea de una "buena vecindad" y mucho más de la ideal entre  importante socios comerciales.

Haya estado usted de acuerdo o no con la Reforma Fiscal de la presente administración Federal, es  imposible negar que los números que concede el balance de ella no son malos. Pudiera uno aspirar o suspirar por otra naturaleza de política de recaudación pero la que se implementó no puede calificarse como mala desde el punto de vista de resultados en números.