Columna Universo Pyme

Datos de los productores afirman que durante 2016 Estados Unidos compró un millón 32 mil toneladas de aguacate. De México, de Michoacán, fueron 787 mil toneladas, lo que sería un aproximado de 76.2 por ciento del total importado por nuestros vecinos del norte. 

Si algo queda claro es que las ideas para atender a los mexicanos deportados por la política inhumana impulsada por el presidente Trump presentan un signo recesivo innegable.

Oaxaca es un estado con una riqueza cafetalera especial que por corrupción y políticas erróneas vive hoy uno de sus peores momentos.

Las Pymes mexicanas en el sector turístico están frente a una muy relevante oportunidad ante la clara perspectiva de que las relaciones diplomáticas y económicas entre nuestra nación y los Estados Unidos sigan deteriorándose.

Si se trata de INTENSIDAD de participación en los procesos de globalización económica, México supera a Estados Unidos, señala claramente un muy completo estudio liberado en su cuarta edición por la firma multinacional DEUTSCHE POST, DHL correspondiente a 2016.

Este viernes el gabinete federal habrá de retomar el enfrentamiento que ya se dio entre los funcionarios que son partidarios de continuar con el aumento a los precios de las gasolinas y el diésel y quienes creen que ello demostraría una falta de sensibilidad política e implicaría un costo político que tendrá que pagarse en las próximas elecciones en estados y municipios al igual que en el 2018.

El Inadem puede hacer mucho por los mexicanos que resulten repatriados por las políticas migratorias del gobierno de Donald Trump.

En 2016 el comercio entre México y Estados Unidos [sumó] 525 mil 110 millones de dólares (mdd), según datos oficiales del gobierno estadounidense. El saldo fue favorable para México con 63 mil 191 mdd. Con China el comercio bilateral alcanzó 578 mil 558 millones de dólares. 

El Inadem deberá tener una función más marcadamente estratégica en la nueva época que viva la economía ya sin un mercado 'cómodo' con la Unión Americana.

Entre la gama de opiniones respecto a cómo debemos hacer sentir nuestra inconformidad por lo que consideramos un trato desconsiderado, descortés y majadero de quien encabeza la presidencia de Estados Unidos hacia México, debe de estar, obligadamente, el abstenernos en la medida de lo posible de vacacionar en suelo vecino.