Columna Universo Pyme

Historias de corrupción alrededor del INADEM.

En 2016 una empresa regiomontana DE AMPLIO Y LIMPIO PRESTIGIO (Fábrica de  Soluciones de Software, SA de CV ) propietaria de la marca  GANA MÁS, la solución pionera en procesos de PROFESIONALIZACIÓN DE MICRO EMPRESAS COMERCIALES fue seleccionada por 39 proyectos de modernización a tiendas de abarrotes en prácticamente la mitad del país. Ocho mil tienditas las involucadas.

La convocatoria en la que se inscribieron esos 39 proyectos fue en la 5.2 del año 2016 que finalmente autorizados  se comienzan a pagar  a finales del 2016.

El homicidio de la política pública hacia emprendedores y en favor de las MiPymes demuestra muchas cosas y entre ellas la debilidad del ecosistema emprendedor mexicano.

La política pública hacia Pymes nace en el año 2000 con una visión "changarrera". El término menosprecia al micro negocio a pesar de que juega un papel relevante en la micro economía, en la dinámica social de una comunidad y con el apoyo adecuado puede convertirse en una gran oportunidad local.

Recuerdo una historia de éxito en San Luis Potosí en la que una mujer, cabeza de familia, inició un negocio con mil 500 pesos prestados por una micro financiera para adquirir un burro. Con ese burro pudo transportar basura con posibilidad de reciclarse.

No lo hará como nación ante el organismo,  pero en la congruencia que exige el caso no sería coherente que nuestro país siga encabezando la Comisión de Políticas Públicas Pro Pyme en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico cuando esa política ya no existe en el país .

Decretado el homicidio de la política pública pro Pyme y en favor del emprendimiento vía el decreto de  muerte  del INADEM,   surgen muchas dudas y se hacen evidente la necesidad de un profundo proceso de reingeniería del ecosistema emprendedor mexicano.

Vive el INADEM sus últimos días. Quedará dentro del organismo un grupo de personas sólo para cerciorarse que tenga muerte oficial y se dé seguimiento a los proyectos que fueron apoyados en el ejercicio fiscal que concluye.

AMLO cumplió y no habrá más impuestos o mayores tasas a los existentes. Pero nunca habló de CERRAR LA PUERTA  a prácticas que el FISCO considera como ABUSIVAS. 

La LEY QUE ADICIONA Y DEROGA diversas disposiciones fiscales no fue presentada y por ende no vienen cambios como posibilidad pero,  PERO, la Ley de Ingresos de la Federación pudiera CERRAR LA PUERTA  a compensaciones entre impuestos Federales.

No se le pudo ocurrir al gobierno que encabeza AMLO aunque aún es tiempo para que haga algo al respecto.

Pero a un ex funcionario de nivel Subsecretario sí y la iniciativa puede ser una tabla de salvación para muchos servidores públicos no importando su rango último o bien si prestaba servicio a nivel Federal, Estatal o Municipal. Quienes puedan ser despedidos o ya lo hayan sido o incluso quienes hayan dimitido  o vayan a presentar su renuncia el pensar en un emprendimiento tendrá que  ser visto como una alternativa interesante.

En las columnas anteriores del tema hemos expresado el error que puede significar el sacrificio del INADEM y la renuncia voluntaria del Gobierno Federal  a aplicar una política pública dirigida a emprendedores, micro, pequeñas y medianas empresas.

La aniquilación del INADEM es lamentable en la medida en que no hay nada, a la vista al menos, que le sustituya. El compromiso de conceder tres mil millones de pesos en micro créditos es limitado y miope, cándido (para ser generoso) y tonto. 

LA MUERTE DEL INADEM (PRIMERA PARTE)

En 2016 en el INADEM corrió una estrategia sorda y no reconocida públicamente  para blindar la política  pública representada en la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa. 

Se temía que en la probabilidad de que ANDRÉS MANUEL LÓPEZ ABRADOR llegara a la Presidencia  lo que se había logrado articular en la materia se perdiera. Ello sucedería dos sexenios posteriores.

No habrá INADEM en 2019. La administración Federal RENUNCIA  a mantener al Instituto que nació en la administración Peñista y apenas alcanzó a contar casi con 6 años y   con dos presidentes.

El asunto es relevante por varias cuestiones. Deplorar la decisión no necesariamente implica tomar el lábaro patrio, envolverse con él y lanzarse al precipicio.