Creer, crear y croar...

Un emprendedor es aquel individuo que va para adelante siendo proactivo, un ente que genera su propia y particular versión; con valor y determinación administra las circunstancias actuales, va a la caza de oportunidades para renovar realidades.

Es un hecho que en nuestro país, a lo largo y ancho de sus más de dos mil cuatrocientos municipios y sus treinta y dos entidades federativas, hablar de burocracia es asociar de inmediato los efectos de la lentitud e ineficiencia del sector público, el malestar ciudadano frente al conjunto de ventanillas inservibles y la muralla en forma de empleados mal encarados; reflexionar acerca del fenómeno endémico de tener que llevar un excesivo número de trámites para obtener escasos beneficios. 

Día a día gestionamos proyectos, emprendimientos, negocios. Situaciones cotidianas que que en teoría nos llevan del sobrevivir al supervivir.

Y para qué sirven los gerentes, cuál es en realidad la labor de un jefe, a quién coordinan, por qué están ahí…

Vivimos en la época de la inmediatez, de lo más rápido posible, de un par de minutos y así todo es temporal, dura hasta que se acaba y entonces el que sigue o a lo que sigue, situación cada vez más habitual y así, la vida pasa… Literal.

alianzas estratégias pymes

En el mundo actual, como lo conocemos, percibimos y habitamos, es cada vez más necesario conectarnos, unirnos, aprender a coexistir; ser un elemento activo del todo, un astro del universo; incorporarnos como un nodo de la red mundial, interactuar por medios electrónicos, de viva voz, tete a tete; contribuir en principio al tejido empresarial de la economía global.

Vender sin vender

La ecuación natural de los negocios dice que los ingresos menos los gastos dan por resultado la pérdida o ganancia con la que opera una empresa; ese afán necesario que da sentido al quehacer de todas las compañías productivas; ir más allá del punto de equilibrio.