El músculo del gobierno en la promoción pyme

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

Cada quien habla de la feria según le va. El pasado lunes publicamos la historia de HEART BEST FOODS, empresa de tres chavos egresados del TEC  de Monterey quienes gracias a su esfuerzo y al apoyo del padre de uno de ellos (vinculado con el desarrollo de productos de alto valor nutrimental e innovadores)  desarrollan "quesos" a partir de vegetales y en este año, cuando no ya incluso en febrero, lanzarán una "leche" producida con amaranto y chícharo.

La "leche" tiene cualidades nutricionales destacadas. Su contenido de proteína es similar a la de la leche de vaca y tiene el 50 por ciento del calcio de una leche entera. Será lanzada en breve y tienen capacidad para surtir tanta leche como sea necesario. No hay límites.

Todos sus productos, quesos o la leche, son producidos a partir del aprovechamiento de vegetales saludables, no generan alergias, no cuentan con proteína animal, no tienen grasas trans ni elaborados con trasgénicos. Califican para el mercado vegano.

Su desarrollo me hace recordar al Dr. MANUEL SORIANO, Doctor en Ciencias de la UNAM, investigador del más alto nivel posible en México. El Dr. Soriano obtuvo del amaranto una "leche" que primero se identificó como "leche de amaranto" y posteriormente como ALEGRÍA.

Con muy altos niveles nutricionales el Dr. ha batallado para promover su producto al tiempo que sigue desarrollando sus procesos de investigación con el amaranto del que ha obtenido más de una docena de productos benéficos todos para la salud, pasando por un  depilador muy eficiente.

El caso es que llegó la "justicia" a la Pyme del Dr. Soriano (GASTRONOMÍA MOLECULAR)  quien fue distinguido con un PREMIO NACIONAL DEL EMPRENDEDOR 2014  a la categoría Microempresa y Reconocimiento a la Productividad. 

Muy bien hizo el INADEM en darle el distingo que le hizo merecedor a un diploma que directamente le entregó el Presidente Peña Nieto. La fotografía y el diploma lo tiene exhibido en su tienda, en parte de su casa que ha destinado como punto de venta de sus productos.

Lamentablemente el Dr. Soriano no tiene los mismos problemas que tienen ahora los muchachos de HEART BEST FOODS derivado de una fuerte demanda. Los jóvenes egresados del TEC han soportado su crecimiento gracias a las ordenes de compra de Chedraui Selecto, City Market, Wal Mart, H&B y La Comer. No ha corrido la misma suerte el Dr. Soriano.

Y no se trata de ver qué producto es mejor que el otro. Seguramente en términos moleculares ambos tienen muchos beneficios para los organismos de los consumidores. El caso es que un desarrollo tecnológico implementado por un Doctor en Ciencias no corrió con la misma suerte que el producto de los muchachos de San Luis Potosí. Entre otras cosas porque el "músculo" del Gobierno Federal o de la Universidad Nacional Autónoma de México no fue invertido en beneficio de quienes requieren una bebida que cuenta con altos niveles nutrimentales. Imagine esta "leche" no para la clase media o los celiacos o intolerantes a la  proteína de la leche de vaca que pueden pagar por una mejor alimentación buscando mejores condiciones de sus alimentos,  sino en el programa de recuperación de desnutrición de cientos de miles de pequeños mexicanos en Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala, Hidalgo, Jalisco o donde se le pegue a usted la gana.

Esos niños desnutridos se quedaron sin la leche de los chavos de HEART BEST FOODS y sin la ALEGRÍA  de la empresa GASTRONOMÍA MOLECULAR  de un científico.

No corrieron con la misma suerte. El Dr. lo hizo todo con el salario que recibe por ser un científico connotado. Posiblemente un apoyo político  relevante  pudo haberle acercado un financiamiento para iniciar una planta productiva que contara con un compromiso de abasto a  alguna institución o instituciones  del sector  público. Pudo la SEDESOL aprovechar la bebida para beneficio de regiones deprimidas en el país.

Pero no. No se dieron o no se han dado las condiciones para que ello ocurra.

Mientras tanto bien por los muchachos en San Luis Potosí.