Empresa mexicana de sanitización conquista Canadá

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

EMPRESA MEXICANA DE SANITIZACIÓN CONQUISTA CANADÁ

El éxito de esta empresa MEXICANA surge de una historia de amor como la define SILVIA RICO VELAZQUEZ, administradora de empresas egresada de la Universidad Anáhuac quien luego de trabajar en varias empresas multinacionales , dejando buenos referentes, decidió dejar todo, renunciar  y dedicarse a su hijo.

Ese  hijo, ALONSO,  comenzó a presentar múltiples alergias que exigieron un cuidado permanente y especial lo que a la postre fue el motor fundamental del éxito empresarial de su mamá.

El asunto, en principio,  no iba bien porque tuvieron que  buscar la manera en que el medio ambiente en el que se desenvolvía el pequeño fuera limpio y libre de patógenos . Nada fue fácil.  

Las cosas no iban bien hasta que pudieron cambiar radicalmente luego de conseguir  un sanitizante orgánico derivado de un conocimiento magistral de la herbolaria mexicana tan importante en nuestra cultura .

Porque resulta que ese sanitizante, en distintas composiciones y concentraciones, fue capaz de mostrar extrema eficiencia en procesos de sanitización en lugares amplios como son hospitales, escuelas, teatros, cines, auditorios.

Los resultados de estudios no dieron lugar a dudas: era un productazo capaz de vencer hongos, esporas, bacterias, ácaros, virus incluso. Todo científicamente comprobado. Porque mire que la COFEPRIS  no se anda por las ramas.

Detrás de ese producto, casi milagroso está el talento de varios mexicanos y del conocimiento de egresados del Politécnico Nacional que  intervinieron en el encontrar una sustancia capaz de luchar con patógenos nanotecnológicos incluso.

Es una maravilla si se considera que es el producto ideal para atender las necesidades de pacientes inmunodeprimidos incluso de personas que presentan problemas de autismo.

Pero el compromiso va más allá del simple éxito empresarial. Basándose en la Ley Fiscal, la empresa que lleva por nombre  DEZHIFEN  (sanitizar en Búlgaro) ha establecido un compromiso social de SANITIZAR GRATUITAMENTE  espacios públicos con lo que corresponde a poco menos del 10 por ciento de las utilidades en su función cotidiana.

Va a escuelas públicas, a hospitales, a centros de concentración poblacional que puedan estar contaminadas por la gran afluencia de la gente. Procura aplicar el producto, que por su nobleza no requiere de equipos especiales para su aplicación, se deja que (el producto) trabaje algunas horas y la eficiencia del concentrado hace que  no se requiera repetición de la maniobra hasta en más de una semana para espacios de gran tránsito de personas.

Para lugares pequeños como pueden ser habitaciones, casas, departamentos, la maniobra se recomienda una vez al mes sin problemas. Los estudios constatan que no hay patógenos que aguanten la aplicación del concentrado que además  es biodegradable y aplica para plantas y flores, vegetales y frutas. Bueno... hasta para tinacos (pero no para tomar el agua)  y alberca aplica el producto. Es ideal para "curar" aires acondicionados o ductos de calefacción.

El servicio ha dado grandes resultados a tales extremos que en Canadá están solicitando que la empresa mexicana vaya a sanitizar hospitales y escuelas públicas con especialización en atender poblaciones especiales que requieren de cuidados igual de esmeradas.

Lamentablemente la normatividad del Canadá no permite que el producto o servicio llegue tan fácil como resulta, decimos en México,  "enchilame esta gorda" pero seguramente con el apoyo de autoridades educativas y de salud de aquella nación será posible vencer los aparentes obstáculos que se presentan ahora.

Por lo pronto, en México piensan poder ofrecer el  producto en aplicadores para que se pueda usar en casa o en oficina. Su gran eficiencia deriva de lo concentrado de la fórmula que permite que un litro de producto sea capaz de impactar y ser eficiente diluido en 200 litros de agua.

Mexicano eficiente, que genera admiración y los  deseos de aplicación en México lo que, sinceramente, es muy  complicado  lograr  porque, ya sabe... tiene dos grandes defectos: es MEXICANO Y LA EMPRESARIA NO ACEPTA MOCHES, suficiente como para darle la espalda.

Como es costumbre en esta columna desde que iniciamos el privilegio de publicar en esta empresa periodística: info@dezhifen.com