Gane y conserve la confianza entre los integrantes de su equipo

Imagen de Gustavo Feijóo
Gustavo Feijóo

La confianza siempre hay que ganársela; nadie la regala.

¿Confía en su equipo? ¿Cree que ellos confían en usted?

¿Qué efecto tiene la desconfianza sobre sus proyectos y su día de trabajo? ¿Cuánto se esforzaría por alguien en quien no tiene confianza?

Cuando esté en la empresa, mire a su alrededor. ¿Hay muchos chismes, muchas veces falsos? ¿La gente sólo comenta los problemas con otros colegas, pero no con usted? ¿Ha observado una caída de la iniciativa y un incremento de la rotación de empleados? ¿La gente parece estar a la defensiva, o con miedo?

Si cualquier respuesta es sí, tiene problemas en su equipo.

Pero, por suerte, hay maneras sencillas de generar confianza; con resultados de largo plazo. La confianza es el máximo motivador humano; saca lo mejor de la gente, pero requiere tiempo y paciencia.

La confianza empieza en usted

Hay tres características que siempre debe mostrar al dirigir un equipo: integridad, capacidad y liderazgo.

Sus hechos deben ser congruentes con sus palabras. Así los demás sabrán que es usted una persona íntegra.

Por esto, siempre debe cuidar lo siguiente:

  1. Comunicarse con eficacia. De manera abierta, siendo positivo, solicitando ideas, escuchando y comunicando la información adecuada en el momento adecuado.
  2. Sea sincero. Diga la verdad, comparta información, sea un ejemplo y haga lo que le gustaría que hagan los demás: sea puntual, trabaje mucho y, si promete hacer algo, cumpla.
  3. Demuestre criterio. Proteja la información confidencial, sea serio.
  4. Preste atención a su lenguaje corporal. Su comunicación verbal, paraverbal y corporal debe ser congruente para tener credibilidad.
  5. Recuerde: no siempre hablan de usted. Escuche y responda con empatía, promueva la comunicación abierta y relaciones beneficiosas, y acepte las críticas respetuosas y constructivas.
  6. Conozca a su equipo. Conviva con ellos y comparta sus intereses. Si es necesario, pídales ayuda.
  7. Promueva un código de ética. Genere una atmósfera libre de acoso y discriminación, y promueva los valores como la sinceridad, la justicia, el respeto y la confianza mutuos, la compasión y la sensibilidad en el ejercicio del poder.

Y entre su equipo, garantice:

  • Que el comportamiento positivo sea la norma
  • Que haya respaldo y elogios
  • Que se protejan y ayuden entre todos
  • Que se acaben los chismes y las críticas injustas
  • Que se celebre la diversidad y se aprecien las diferencias y destrezas

En un equipo donde hay confianza y respeto, enseguida se observa lo siguiente:

  • Mayor eficiencia, ya que todos, al saber que sus colegas cumplirán con sus responsabilidades, pueden concentrarse más en sus tareas.
  • Mayor unidad, que proviene de la confianza mutua y ayuda a fortalecer el compromiso y la dedicación generales.
  • Motivación mutua, ya que todos se esfuerzan por ganarse, y conservar, la confianza de sus colegas.

Y todo esto ayuda a motivar a todos los empleados a que den lo mejor de sí.

En definitiva, sólo debe recordar lo siguiente: esto es un equipo. Debe confiar en ellos y debe darles todas las razones para que confíen en usted.