Guía de supervivencia

Imagen de Ezequiel Corkidi
Ezequiel Corkidi
retos esfuerzos mercado pymes

Aunque un buen número de empresas están haciendo esfuerzos serios para cambiar y afrontar los nuevos retos actuales, muchas otras pareciera que no escuchan las advertencias que les da el entorno, en el sentido de que deben transformarse si quieren permanecer en el mercado.

Estás empresas tradicionales, que nacen desde la revolución industrial tomando como modelo la estructura de la iglesia y el ejército, tienen reglas del juego que si quieres permanecer en ellas debes cumplir.

Quizá para algunos estas reglas no resulten ninguna novedad, pero nunca está de más recordarlas para evitar el riesgo de romperlas y con ello comprometer el desarrollo futuro de la empresa, o lo que es peor aún correr el riesgo de ser despedidos.

PRIMERA: Cuando el jefe tenga la razón, hay que obedecerlo, cuando no la tenga también, jamás hay que cuestionarlo, aunque sea para mejorar.

SEGUNDA: No hay que hacerse pelotas, el cliente es el jefe, por lo que hay que conocer a fondo sus necesidades y expectativas para cumplirlas, de manera efectiva y rápida.

TERCERA: Las buenas ideas siempre vienen de arriba. Si uno es el que las tiene y no está arriba, hay que ingeniárselas para que parezca que salieron de ahí.

CUARTA: Nada hay más importante que el trabajo. Por lo tanto la familia, el descanso y cualquier otra actividad no relacionada con la empresa, deberán estar siempre en segundo término. El compromiso se mide en horas, más que en resultados, mientras más se esté en el centro de trabajo, mejor se será visto, y evaluado.

QUINTA: Hay que aprender el doble discurso de las palabras y de las acciones, ya que a menudo las segundas contradicen a las primeras, este es el arte de escribir con la mano y borrar con el codo. Hay que saberse camuflagear con la incongruencia.

SEXTA: Hay que recordar que a menudo es más importante el Know Who que el Know how. Saber no siempre abre puertas; las relaciones sí.

SÉPTIMA: Si las cosas salen bien será siempre gracias al jefe, si salen mal será mi responsabilidad, aunque la orden de ejecutarla venga del jefe.

Siguiendo estas reglas será más fácil sobrevivir en esa especie en peligro de extinción que es la organización tradicional. Claro que la pregunta importante es: ¿Realmente alguien quiere sobrevivir en una organización así?
     

“Tu actitud determina tu altitud”
@ecorkidi
chequecorkidi@yahoo.com