Imponer o desarrollar para lograr mas eficiencia

Imagen de Ezequiel Corkidi
Ezequiel Corkidi
Liderazgo poder e influencia

El Liderazgo no es un gen adquirido, es una habilidad que debemos desarrollar.

Nuestras organizaciones trabajan duro para sobrevivir, no hay un entorno seguro y estable y es en estos momentos donde está la oportunidad del Líder para eficientar el negocio.

Eficiencia es hacer más con menos y hacemos a través de nuestros colaboradores.

El Liderazgo es el ejercicio del poder y de la influencia, cuando este no está bien dirigido, genera fisuras, brechas, creando malestar en nuestros colaboradores.

¿Será posible eficientar una empresa, un negocio, cuando nuestros colaboradores no están agusto?

Lo que tenemos que tomar en cuenta es: ¿Cómo influenciar a nuestros colaboradores sin utilizar el poder? entendiendo en este caso al PODER como ese don de mando a la vieja escuela militar de autoritarismo.

Si el Liderazgo es el ejercicio del poder y de influenciar a los demás, vamos a influenciar a nuestra gente a través de la persona que somos.

Existen tres tipos de conducta:

  • A) Estilo Agresivo: Es ese comportamiento de pelea, de señalar, de amenazar a los demás sin tomar en cuenta sus sentimientos.
        Esta conducta tiene la siguiente intención inconsciente: Evito que la gente se relacione conmigo y así la gente no me pisa.
  • B) Estilo Pasivo: Es cuando permito que los demás me pisen, cuando no defiendo mis derechos, cuando hago todo lo que me piden sin importar lo que pienso o siento.
  • Esta conducta tiene la siguiente intención inconsciente: Evito el conflicto y así evito que me rechacen, por consecuencia a la larga acumulo resentimiento e irritación.
  • C) Estilo Asertivo: Es cuando soy capaz de expresar abiertamente mi opinión, sin temor al rechazo. No permito que se aprovechen de mí, puedo mostrarme enojado sin ser violento.

Puedo comunicarme con claridad y lograr mis objetivos sin ocasionar trastornos a los demás.

Cuando soy asertivo, puedo desarrollar a mi gente, hacerla más eficiente, comprometerla con los objetivos de la empresa, darle sentido de pertenencia, hacer que se sientan agusto con lo que hacen y se les pide, entonces tendremos verdaderos colaboradores.

En cambio cuando me impongo, lo único que genero es un grupo de Mercenarios, que se van con el mejor postor, o Terroristas que no cooperan y boicotean todo, o Rehenes que son los que ya renunciaron en silencio, pero siguen presentes, con una mediocridad en su trabajo y resultados.

Existe un círculo vicioso que nosotros hemos creado al interior de nuestras empresas:

A falta de Liderazgo Asertivo, no soy capaz de Reconocer a mis colaboradores, si no los reconozco, no soy capaz de darles sentido de pertenencia, entonces no hay una Cultura de Colaboración, no hay Confianza, no hay Comunicación, No hay Acuerdos Claros y donde no hay Acuerdos Claros se trabaja con Mediocridad y los resultados son Mediocres.

A mayor satisfacción mayor Enganche, a mayor Enganche mayor Compromiso, y a Mayor Compromiso mayor Eficiencia y mejores resultados financieros.

Tú Director, Gerente, o dueño de empresa, te interesa aprender a convertir ese Círculo Vicioso en un Círculo Virtuoso y ser una empresa más eficiente.

Recuerda “tu actitud determina tu altitud”

Ezequiel Corkidi Nacach
Coach Ejecutivo
@ecorkidi
chequecorkidi@yahoo.com