Las sorpresitas del nuevo salario mínimo

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

Mientras usted lee esta columna varios contadores públicos y especialistas en el tema de Recursos Humanos y contabilidad estarán preguntándose por qué carambas la CONASAMI  y el Gobierno Federal determinaron  aplicar el aumento  al  salario mínimo a partir de diciembre en lugar de hacerlo a partir de enero del 2018.

El haberlo determinado en su vigencia a partir del 1 de diciembre tiene implicaciones relevantes para la estimación de varios factores fundamentales tanto para el trabajador como para la empresa misma.

Por ejemplo: muchos negocios pretenderán pagar el aguinaldo sobre la base del salario vigente en noviembre y no en el de diciembre.

Y las empresas no tenían aprovisionado el incremento de 5 pesos más el 3.9%.

Pero las empresas, sobre todo algunas pequeñas, las medianas y las grandes no solo pagan salarios sino  cuentan también con prestaciones para sus trabajadores y empleados y estos se verán o podrán verse afectados por el nuevo monto salarial mínimo. En los contratos de trabajo se establecen algunas prestaciones a partir de la base del monto de salario mínimo, por ejemplo.

Pero también habrá efectos sobre las cuotas de seguridad social. Las cuotas de seguridad social de los trabajadores con salario mínimo se verán incrementadas a partir de diciembre, lo que  afectará solo a los patrones, quienes las pagan en su totalidad. 

También habrá diferencias en la determinación del impuesto sobre la renta y las cuotas del IMSS en trabajadores con salarios superiores al mínimo, pero que reciben prestaciones cuya base es dicho salario, entre otras razones porque las exenciones están en UMAS. Habrá que arrastrar de nuevo el lápiz.

Para muchas empresas el movimiento salarial representará pagar más prestaciones al trabajador y no necesariamente esto implicará mayores ingresos a quien perciba el salario. Es muy probable que el aumento implique el aplicar menos exenciones de las originalmente contempladas con una exención en el aguinaldo calculado con la UMA vigente .

Las diferencias entre la UMA y el Salario afectará el cálculo que se viene haciendo.

Independientemente de lo que implique en el monto que se pague al IMSS, el ajuste se debe hacer ya que sistema del Instituto no permite que se paguen cuotas por debajo de lo que el salario mínimo exige.

Tomemos otro ejemplo: EL RÉGIMEN DE INCORPORACIÓN FISCAL permite que haya hasta tres trabajadores inscritos en el IMSS  con salario mínimo aunque perciban más que ese salario. En este caso las empresas ya tendrán que pagar cuotas de seguridad mayores a las que venían pagando.

El nuevo SM a partir de diciembre también tocará el asunto de las pensiones. El aumento de 5 pesos como MONTO INDEPENDIENTE DE RECUPERACIÓN abre muchas dudas porque algunos contadores preguntan si para hacer sus cálculos tendrán que estimar solo el incremento de 3.9 % al mínimo  o bien habrán que agregar los cinco pesos de MIR . Habrá que aclarar si el incremento de las pensiones con salario mínimo se calculará aplicando el 3.9%  sobre el extra de cinco pesos del complemento.

El caso es que no son pocas las dudas y mucho menos los ajustes que ahora tendrán que hacer las empresas en lo que resta del mes. Visto desde fuera, el movimiento salarial anunciado por las autoridades se ve inofensivo, prudente o insuficiente pero implica mucho trabajo para las empresas que, en lo fundamental siguen preguntándose por qué no esperaron al mes de enero para la aplicación del aumento con lo que muchas dudas habrían tenido tiempo para ser aclaradas y habría tiempo para hacer los ajustes que el incremento demanda.

Por lo pronto la comunidad de los especialistas en temas fiscales trabajan intensamente para conocer con precisión los alcances del incremento al salario en la vida de las empresas. La firma IDC, de GIN GROUP, encabezado por RAUL BEYRUTI ha puesto a su inteligencia en el ejercicio de los numeritos que son los que sacan a relucir las consecuencias reales de este aumento al mínimo lleno, al parecer, de sorpresitas.

O sea... Si no le entendió cabalmente al contenido de la columna, no se angustie. Los especialistas en "la cosa fiscal" también tienen tantas o más dudas que usted.