Los Millennials y el concepto de propiedad: oportunidades para las MIPYME

Imagen de Cynthia Valeriano
Cynthia Valeriano
Millennials y propiedad oportunidad en Pymes

Otra vez los Millennials la vuelven a hacer, vuelven a empujar a otro sector de la actividad económica a replantearse la forma de hacer las cosas y esta vez le tocó al sector automotriz, ¿Y que es lo que ha hecho este enorme sector de la población, definido como los “consumidores de hoy”?  nada mas y nada menos que han detonado un cambio en base a su concepto de propiedad.

Los Millennials, grupo de jóvenes nacidos entre 1981 y 1995, han desdeñado el antiguo y sabio consejo de la abuela de comprar bienes para prevenir males, aquel sueño que tenía todo “adulto responsable” que alcanzaba la mayoría de edad moral y social cuando anunciaba que había comprado su primer auto con los ahorros, el sueldo y el aguinaldo y se constituía como el inicio de la gestación del “patrimonio” del individuo en cuestión.

Todos los que formamos parte de esta generación, crecimos con la idea de lo importante de comprar una casa o un departamento, para que “el techo no falte nunca”, o de generar un ahorro constante para cuando llegue la familia.

Lo cierto, querido lector, lectora, es que esta generación de consumidores ávidos, potenciales y que generan cambios paradigmáticos al sentar las bases de las que siguen, concibe la propiedad privada como un hecho circunstancial y no como un medio para alcanzar fines superiores (construir una familia, ahorrar para el retiro, heredar un patrimonio, etc.Es por ello, que no son pocas las marcas y empresas, principalmente las de gran tamaño, que se encuentran en un autentico galimatías al tratar de entender que es lo que quiere esta nueva generación o incluso, cuando lo tienen mas o menos claro, no dejan de sentirse abrumadas ante el hecho de que son justo las menos consideradas por este mercado.

Esta reflexión viene a colación porque en días recientes la empresa Ford anunció con bombo y platillo el relanzamiento de una estrategia alterna a la venta de autos, (Que es fundamentalmente su giro, Ja!) para explorar nuevas líneas de negocio como la prestación de servicios de transporte al estilo Uber, o bien la del alquiler de vehículos ¡por minuto! o más aún subirse a la ola del movimiento de la economía colaborativa o sharing economy y poner a disposición de las nuevas generaciones, vehículos que permitan compartir el costo y el uso de un mismo vehículo y por ende se socialice la propiedad.

Un caso para la araña, sin embargo, se presenta con mayor fuerza en todos los mercados en donde vemos una mayoritaria participación de esta generación que no quiere intermediarios, ni tratar con la gran empresa, con sectores que ponen en peligro al medio ambiente o que no respetan los derechos de los animales, así las cosas con este grupo que sin duda esta empujando a la empresas a idearse estrategias para mantener con vida sus niveles de producción y su participación en la economía mundial.

Sin embargo, dentro de todo lo caótico que puede resultar el panorama con estos consumidores, la buena noticia es que también tienen una tendencia mayor a consumir en la micro o pequeña empresa que atiende sus necesidades especificas, ¿Y cuales son diría usted?, de acuerdo con lo señalado por las agencias de marketing y comunicación más importantes del mundo, esta generación busca que cualquier empresa que los quiera cautivar satisfaga 6 aspectos fundamentales:

  1. La empresa debe tener objetivos y/o causas especificas, es decir, no se trata de ser solo una empresa que tenga fines de lucro, debe estar comprometido con una causa de interés social: El cuidado del medio ambiente, el comercio justo, la integración de personas con discapacidad, la inclusión social, el respeto a los derechos de los animales, la cohesión social, etc.
  2. Las empresas y sus empresarios, deben estar dispuestas a hablarles de tú a tú, es decir, desean sentirse reconocidos y valorados en lo individual, no como parte de una colectividad, no se identifican con “el mercado” sino con aquella empresa que reconoce a cada uno de sus clientes,
  3. Si se trata de un producto, este debe tener la flexibilidad y las características que permitan que dicho producto pueda compartirse con facilidad y tenga un alto grado de portabilidad, es decir, aquella licuadora que prácticamente pasaba de generación en generación, a dejado de ser algo atractivo y puede se fácilmente sustituido por un triturador de alimentos que además es procesador y para colmo cocina los alimentos y ¡se puede llevar a cualquier parte!,
  4. A diferencia de cualquier otra generación, los millennials no están obsesionados con la posesión o la propiedad de bienes de forma exclusiva, entienda que esta es la generación que alquila, intercambia o re-vende en primer lugar, no la que sigue el sabio consejo de la abuela,
  5. Recuerde que se trata de una generación 100% digital y que podrían no comprar un vehículo pero si el último Smartphone o el más actualizado o el que les permita acceder a todos los aspectos de su vida con un clic, es decir, es una generación que piensa, vive y compra desde el contexto de la web, no lo hace de forma tradicional, así que de una vez por todas cuente ya con sus redes sociales al día, póngale información de interés y vaya sumando clientes desde la web,
  6. Son mucho más exigentes, y peligrosamente sociales, si usted cree que aquella recomendación de boca en boca era importante para allegarse de mas clientes, en esta generación se dará cuenta de que esta a un “like” o un “don´t like” de hacerse de mas o menos clientes, ya que la influencia que tiene esta generación digital es brutal, no solo porque tienen una vida social mucho más activa que la de cualquier otra generación, sino por enorme participación en todo tipo de redes sociales a la que pertenece.

Finalmente cabe señalar que tampoco es una generación de grandes ingresos, es decir, son jóvenes que nacieron y vivieron inmersos en las crisis económicas más serias y se adaptaron a vivir y cambiar sus objetivos de vida y de consumo en función de un presupuesto menor, pero ojo, el hecho de que su circunstancia económica se modifique y puedan acceder a mejores ingresos tampoco cambiará sustancialmente su forma de consumo, ya que priorizarán otros aspectos en su vida como viajar o estudiar antes que el tener.

En virtud de o anterior, aprendamos rápido estas lecciones, la MIPyME tiene como nunca una oportunidad de oro para participar mejor en el mercado, dependerá de la forma en la que se adapte a esta nueva forma de consumo su éxito o su fracaso.

Para poder recibir sus dudas o comentarios sobre esta columna, ya saben que, pueden hacérmelos llegar a @CYNTHIAVLOPEZ1 o a Cynthia_valeriano@hotmail.com