México, capital mundial de las políticas pro pymes

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

Pocas personas saben que en esta semana México se ha convertido en la Capital Mundial de las Políticas Públicas en favor del emprendimiento, las micro, pequeñas y medianas empresas del mundo.

Desde ayer se desarrollan trabajos preliminares para lo que será la primera reunión MINISTERIAL de los países de la OCDE y países invitados  desde hace 14 años. Lleva el propósito de  revisar de manera proactiva las políticas públicas hacia los ecosistemas Pymes y de emprendimiento en el mundo. 

El jueves propiamente hablando estarán los ministros responsables de esas políticas de 54 países, así como 229 delegados y una veintena de organismos internacionales vinculados de una u otra manera a las pequeñas empresas en el mundo. Eso no sucedía desde 2004.

El viernes será conformada la DECLARACIÓN DE MÉXICO en la que se espera se marque la agenda de los temas que habrán de gobernar el eje de las políticas públicas hacia emprendedores, micro, pequeñas y medianas empresas en el mundo. Políticas casi obligadas para las naciones de la OCDE y de recomendación para el resto de los paíes.

Los renglones de esta agenda serán marcados fundamentalmente por el tema de la digitalización, la incorporación de tecnologías de información en segmentos pyme básicos, la industria en su versión 4.0, el comercio electrónico y el conocimiento de las mejores prácticas desarrolladas por los países integrandes de la OCDE  y de las naciones invitadas. Otro de los temas será el BIG DATA ANALYTICS  y su posible impacto en la toma de decisiones hacia las Pymes y desde las Pymes.

México desde el 2016 encabeza los trabajos del organismo relacionados con las MiPymes y de emprendedores. Desde antes se reconoció que nuestro país está dentro de las naciones con mejores resultados en la materia.

México peleó al interior de la OCDE que no se diera por vencida la posibilidad de incidir en políticas públicas hacia las micro y pequeñas empresas en contraste con un grupo de naciones y representantes de la organización que argumentaban que pugnar por políticas públicas hacia esos estratos empresariales era una pérdida de tiempo pero sobre todo de dinero.

Esa posición contraria a las Pymes  fue ganando adeptos en reuniones de la OCDE en años anteriores y desde el 2012 particularmente.

Pero el asunto no se había discutido especialmente en niveles Ministeriales. Desde el 2004  no había tenido a lugar una reunión ministerial como la que ahora se desarrolla en México, cuando nuestras autoridades, el INADEM específicamente, ha logrado de alguna manera  cambiar el consenso del organismo hacia uno más dispuesto a articular políticas dirigidas a la profesionalización de las unidades económicas de  muy pequeñas dimensiones.

Lo que se juega es el futuro con políticas muy claras y ciertamente diferenciadas pero con los mismos ejes fundamentalmente dominados por la incorporación tecnológica de las Pymes, su incremento en productividad, competitividad y la adopción de las mejores prácticas. 

Lo que se determine como conclusión en los trabajos del jueves y viernes dominarán las directrices de las políticas públicas en el siguiente lustro sin duda. México continuará al frente de esos esfuerzos  en donde ha dejado huella.