México, en sí mismo, todo un mundo

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

He escuchado hablar de México  a muchos mexicanos pero  a pocos con el entusiasmo y respeto  tan a flor de piel como el Jordano  TALEB RIFAI,               Secretario General  de la Organización Mundial de Turismo. Pudiera ser Taleb un mexicano enamorado de su país, si es que hubiese nacido en este territorio. Su confianza hacia el potencial que tiene la nación  y su industria turística es absoluta.

Con la salida de RIFAI de la OMT, cuya gestión concluye al finales de este mes, México perderá un gran aliado, una persona sensible hacia la riqueza de nuestro país, pero nuestro potencial  turístico  estará intocado. 

México avanza en una industria que cada día será más relevante en los escenarios globales. Tiene que aprovechar las áreas de oportunidad que están a la vista para incrementar tanto el flujo de turistas como la cantidad de recursos que derraman durante sus visitas, registro, por cierto, que el propio Presidente de la OMT estima como subestimado.

La consideración del Secretario General de la OMT respecto al punto es sencilla de comprender. Fueron 35 millones de turistas que ejercieron un gasto de 20 mil mdd durante el 2016. La más sencilla de las divisiones permiten pensar que el resultado de consumo por viaje  encierra un registro de dudosa confiabilidad.

Para aprovechar al máximo el potencial turístico de México, el responsable mundial de la industria recomienda a México que las directivas públicas federales actúen en línea con el propósito de fortalecer una industria que es relevante y que lo será más en un futuro cercano. También advirtió que el sector financiero mundial no ha comprendido plenamente la capacidad económica de un sector hambriento de incorporar innovaciones relevantes para hacer más placentera la actividad turística de los visitantes.

Aquí, RIFAI concedió un dato que bien harían las grandes cadenas hoteleras de analizar de inmediato. En Paris, la capital del turismo mundial, hace 5 años la ocupación en facilidades inscritas en el AIRB&B representó el 36% del total , que el año pasado ya creció hasta  el 75%. 

Es la industria turística mexicana una con enormes capacidades y necesidades para incorporar innovaciones. Bien haríamos en no esperar a que las innovaciones lleguen de fuera sino provocarlas de nuestros jóvenes deseosos de hacer productos o servicios que pueden insertarse en este terreno y dar satisfacción a nuevas necesidades.

El entusiasmo de TALEB RIFAI, a quien México concede j

ustificadamente la Condecoración  del Aguila Azteca, distintivo que se otorga  desde 1932 a extranjeros por sus servicios a México o bien por sus aportaciones a la Humanidad, no carece de objetividad ni es gratuita. Bien señala que México es UN MUNDO  en sí mismo.

 No es menor el distingo a este ciudadano Jordano que ha sido capaz de distinguir la ENORME RIQUEZA  que comprende México , su territorio y su población.

No en balde el trato cordial, considerado y afectuoso del titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, pieza clave para sensibilizar la oportunidad para conceder a la máxima autoridad de la OMT la orden del  Águila Azteca. Bien asignada, sin duda.

Otro personaje, éste nacional, que también contempla con optimismo el futuro de México, sin dejar de reconocer sus puntos delicados, es MARCOS MARTÍNEZ GAVICA, Presidente de la ABM .

 Cumplió Marcos una cita con una decena de columnistas ante quienes expresó su plena confianza en México y en sus instituciones. Reiteró el compromiso de la Banca en el proceso doloroso de reconstrucción y en la capacidad de respuesta de las instituciones como el Banco de México y la propia ABM en atender las necesidades inmediatas, las urgentes y las no tanto.

Confiado en que se harán los ajustes al Presupuesto del 2018 sin tocar el compromiso de mejorar el perfil de la deuda pública  descartó que el proceso  pre electoral en la que ya estamos insertos  pueda significar daños a los fundamentales de la economía.

 NI  el proceso de sucesión en el BANCO DE MÉXICO ni el de la 

Presidencia Mexicana le quita el sueño a la Banca. Acostumbrados a trabajar en el marco de la institucionalidad, así seguirán compromete MARCOS.

En ocasiones, los mexicanos debemos dar  abrigo al optimismo.