Navegar por tiempos compartidos

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

Si a usted le gusta la idea de navegar con un yate de 42-47 pies más le vale que haga cuentas porque el asunto pudiera ser mucho más costoso de lo que imagina. Puede que se le quiten las ganas de navegar si hace cuentas.

Si no le gusta la idea de rentar por hora o día  tendrá que pagar al menos 12 millones de pesos si le agrada la posibilidad de estrenar un yate de manufactura Italiana con detalles de madera artesanales y una calidad de terminados de referencia mundial. A los 12 millones de pesos agregue la membrecía para que su yate pueda quedar "estacionado" mientras usted trabaja para mantenerlo flotando.

El asunto, dependiendo de la marina en donde decida adquirir la membrecía, le exigirá un cargo mensual de 5 mil dólares o algo más que 90 mil pesos de mantenimiento.

Si las cuentas no le acaban cuadrando, es posible que se acoja a la posibilidad de rentarlo. Rentar un yate del tipo que mencionamos pudiera representarle a usted el pagar entre 400 y 500 dólares la hora, o poco mas de 9 mil pesos. Una paseadita de menos de tres horas en realidad poco vale la pena. Pensar en seis horas le permitirá hacer pesca de altura y disfrutar del mar a un precio por encima de los 55 mil pesos. 

Si los números le siguen sin cuadrar estará frente a usted la posibilidad de "poseer" un yate en tiempo compartido, como el departamento que ha "adquirido" por un tiempo determinado a un costo sensiblemente menor que el que le representa ser un dueño único y absoluto. 

Para la firma o persona física  que decida arrendarlo el proceso tiene ventajas fiscales de deducibilidad y para quien solo lo rente pudiera reducir la factura por un paseo de 6 horas le representará atender una factura de  22 mil y piquito de pesos. Ya suena más razonable.

La creatividad de las SOFOMES  lo permite gracias a la versatilidad y agilidad con la que responden a nuevas demandas del mercado. Las SOFOMES ganan terreno que la banca comercial ha ido cediendo por su incapacidad de reaccionar con rapidez ante las nuevas oportunidades.

 Antes un yate era para privilegiados y pocos tenían la oportunidad  de platicar de esas experiencias. Hoy las poblaciones con la alternativa  de experimentarlo son mayores.

De que ese yate  esté parado costando mucho dinero,  a que se encuentre ocupado con rentas hay una enorme diferencia.

En ese mercado hay pocas SOFOMES  que han decidido ingresar. Una de ellas es SERFIMEX CAPITAL que encabeza JOSÉ ACHAR ABADI en calidad de Director General. Ciertamente el turismo nunca había estado al margen de su interés y conocimiento de la financiera no bancaria  pero conforme pasa el tiempo se centra con mayor profundidad en un mercado que es relevante para la economía mexicana. 

El asunto del arrendamiento de yates en realidad no es nuevo en México pues tiene al menos a otros cuatro jugadores relevantes en esta especialidad   pero las huestes de JOSÉ han sentado algunos reales permitiendo a empresas turísticas de mediana talla e incluso pequeña especializada el ofrecer nuevos servicios a los mexicanos con posiciones en zonas turísticas o a extranjeros que han decidido venir a disfrutar de nuestros mares.

Para ir profundizando en el financiamiento a empresas vinculadas con el turismo se ha incorporado a esa firma CÉSAR IRIGOYEN como Gerente Regional del Sureste con la misión de atender a la demanda que surja de Campeche, Yucatán y Quintana Roo aunque podemos afirmarle que van por LOS CABOS  y posteriormente a las costas Nayaritas. Ahí se le ve la mano a ALFONSO VEGA, Director Comercial.

El caso es que el despegue del turismo, el consolidar la octava plaza mundial como destino e incrementar la derrama que hoy nos ubica en el sitio 14 no solo exige tener un Secretario que le entienda y trabaje, sino un complejo empresarial echada para adelante. Porque para consolidar nuestra industria sin chimeneas no sirve "nadar de muertito".

DE TIN MARIN

Muchas felicitaciones al BANCOMEXT por su primeros ochenta años. Encabezó FRANCISCO GONZÁLEZ su director un concierto en el Palacio de las Bellas Artes como PARTE de los festejos. Ahí congregó prácticamente a todos los ex directores que se mantienen con vida. Una gran historia de una gran institución. *** etj@uptv.mx

Viajemos por México