Por un México con emprendedores

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

México necesita un futuro con jóvenes emprendedores y no solo con jóvenes empleados. Certámenes que promueven el surgimiento de ideas emprendedoras en atención de las necesidades sociales así lo marcan claramente.

Concluyó el 22 de septiembre el HACKATON TALENTO CDMX en su primera edición. El primer lugar del certamen fue para un proyecto con el nombre comercial YO-YO.

Agrupa en un solo sitio toda la oferta de movilidad en la CDMX y Valle de México para ofrecer en fracciones de segundo las opciones de traslado de un punto a otro marcado previamente por el  consumidor interesado.

Desde uno en el que el solicitante tenga que caminar,  hasta uno en taxi solicitado ex profeso. Participan las opciones privadas y las públicas; desde un "patín del diablo" como se llamaban los "scooters" hasta un metrobús de dos pisos, desde opción gratuita hasta la más cara disponible.

Suponiendo que usted tiene que elegir una de alguna de las empresas de servicio de traslado en automóvil privado; sin salir de la aplicación de  YO YO, hace su selección y concreta, en el ejemplo, la solicitud del servicio.

No muy lejos de esta propuesta triunfadora estuvo MOVILIZER CDMX, una opción que presentaron JACOB ADMIN MONTOYA RODRÍGUEZ, ANGELES LOMELÍ FELIPE ALBERTO, SANTIAGO APREZA ROBIN MIGUEL  y QUINTERO MALDONADO IVAN.

Movilizer le permite conocer cuánta afluencia hay en una estación del metro en específico .

Ayuda la información si lo que se quiere es viajar cómodo. Es posible que la estación que pretende abordar esté saturada. Tomar alguna otra de la misma línea o diferentes, pueden mejorar su experiencia de traslado.

Los muchachos llevan trabajando varios meses en este proyecto. Involucran elementos como la inteligencia artificial y redes neuronales en el proyecto. Hasta ahora han "educado" al sistema para que sea capaz de entender cuándo una estación está muy saturada, saturada, con muchas personas o pocas.

Para hacer esto juegan las matemáticas, las fotografías, el aprendizaje de las máquinas, el reconocimiento de patrones que permite al sistema a entender qué tanto está saturada de posibles usuarios del metro.

Hasta ahora las cosas ya estarían listas para su aplicación pero no han sido capaces de conseguir que el Sistema de Transporte colectivo les conceda tanto el permiso para tener acceso a las cámaras de la estación como la posibilidad de establecer un compromiso de trabajo conjunto. Les dan largas.

No han dado quién puede atenderles con capacidad de decisión.

Hasta el momento MOVILIZER CDMX ya tiene conocimiento gracias al uso de varias decenas de fotografía cómo clasificar la cantidad de gente en una estación dada. Hasta ahora, con la cantidad de fotografÍas usadas la clasificación que hace el sistema desarrollado por estos muchachos tiene una precisión de hasta 92% en la clasificación de la estación del metro.

Si aumentan el número de fotografías para ayudar a la clasificación la precisión en la clasificación que haga el sistema aumentará hasta ser prácticamente cercana al 100 por ciento.

Para comunicarse con estos muchachos al MOVILIZER CDMX.

El que esta opción no haya ganado algún premio en el HACKATÓN TALENTO CDMX no implica que no pueda seguir avanzando. Es posible que alguna empresa de capital de riesgo haya tenido interés en este desarrollo. Lo cierto es que la posición de la autoridad capitalina cuenta mucho para que los capitales de riesgo afinen sus decisiones de apoyar a los proyectos. En este caso si la autoridad del "Metro" no tiene o no muestra interés en que el sistema de información que implica MOVILIZER  difícilmente una empresa que invierte recursos en proyectos va a aventurar sus recursos.

El que la autoridad muestre voluntad para ayudar a estos muchachos es fundamental para su desarrollo posterior.

Mientras eso sucede, sin duda el resultado del certamen que concluyo la semana anterior no deja lugar a dudas: es importante convocar al talento a contribuir con ideas que resuelvan las grandes necesidades del país. No hacerlo así es rezagar el futuro nacional y renunciar a un sueño que se tenía y que aparentemente no ha sido ratificado: deseaban que la CDMX fuera la capital del emprendimiento en América Latina.