Pymes mexicanas, ¿Las más optimistas en Latinoamérica?

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

OXFORD ECONOMICS  es una institución seria con una vasta experiencia en procesos de investigación económica. Su base de clientes comprende más de mil 500 corporativos, instituciones financieras globales, gobiernos y universidades en todo el mundo.

Emplea a 300 personas de las cuales 200 son analistas en materia económica. Su solidez ha sido comprobada en todo el mundo. Recién, a finales del año pasado, fue contratada por la multinacional  AMERICAN EXPRESS para desarrollar un estudio en el complejo Pyme en 16 industrias de 12 países entrevistando a 3  mil ejecutivos de estas empresas, incluyendo a mexicanos.

Lo que se deprende de ese estudio son datos que al menos en algunos casos resultan sumamente sorprendentes sin que podamos siquiera pensar en que están equivocados por supuesto.

Por ejemplo:  de América Latina, las Pymes mexicanas son las más optimistas sobre el futuro. El 42 por ciento de los ejecutivos entrevistados en México esperan para este año  y  el 32% así lo cree para los siguientes tres años. 

El 60 por ciento de los empresarios mexicanos manifiestan confianza respecto al comportamiento de la economía local. (¡!)

Pero la confianza ha ido en ascenso pues en el año 2016 solo el 18 por ciento  se decían confiados en un entorno económico global, frente a 58 por ciento que lo manifestaron en la encuesta de un año posterior. ¡En un solo año aumentó la confianza 40 puntos porcentuales!

En el entorno mundial, el 82 por ciento de las Pymes priorizarán mejoras en su infraestructura en los siguientes tres años para hacer frente a la competencia de naturaleza global.

El 72 por ciento de las Pymes reconoce que la competencia se ha vuelto más sofisticada y más intensa. Por esa convicción el 54% reconoce que  el consumidor prefiere ya productos y/o servicios  más orientados a la medida de sus necesidades.

El 76 por ciento distingue en sus clientes una clara propensión hacia los negocios realizados con empresas con productos y prácticas MÁS ÉTICAS.

El 68 por ciento ha tomado la decisión de desarrollar  prácticas operativas con la misión de incrementar su competitividad en los mercados. 

El 21 por ciento ha decidido crecer atendiendo de mejor manera los mercados internos y el 54 por ciento cree posible hacerlo mediante la creación de nuevos productos o servicios basados en la innovación.

No obstante solo el 39% se define como una empresa con vocación disruptiva.

Algunas respuestas, para el caso de México son sorprendentes pero tratándose de un estudio realizado por una institución tan seria y financiado por otra multinacional financiera de la talla de AE, el asunto no puede mas que ser motivo de asombro.

¡Serán los candidatos  a la Presidencia tan buenos que nos salieron!