Tres mil centros prendarios caminan "derechito"

Imagen de Eduardo Torreblanca
Eduardo Torreblanca

Más ocupados que preocupados los empresarios y empresas vinculadas con el servicio prendario llevan años cerrando la puerta al financiamiento con la garantía de productos robados o de dudoso origen.

El Presidente de la AMESPRE, la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios, Juan Carlos Villarreal Hinojosa, afirma que están sumando todos los esfuerzos posibles en coordinación con todas las autoridades involucradas para evitar que sus aparadores y servicio se presten para que se "laven" artículos robados o al margen de la legalidad.

Es imposible que las empresas prendarias que se cobijan en la AMESPRE financien a personas que ponen como garantía productos robados o de dudosa procedencia, es prácticamente imposible por las mecánicas en las que ellos han voluntariamente han adoptado para evitar caer en ilícitos accidentales. Lo juran y perjuran. 

La  AMESPRE asegura a Universo Pyme que aplica estrictamente la ley y todos los mecanismos de seguridad que ellos se han autoimpuesto para que ni un solo producto robado, como los celulares que ahora son la prenda más robada para ser re canalizada a la economía aprovechando mercados segundarios sea recibido en garantía a préstamo o vendido sin tener la plena garantía de que ese producto no tiene antecedente informal o ilegal.

En la posibilidad de que ello haya sucedido tendría que remitirse a empresas que no están trabajando diariamente en el cuidado de estas calamidades como lo hacen los asociados a la AMESPRE.

Las 22 empresas que comprenden 30 marcas y los 3 mil centros de atención al público cobijados en la AMESPRE aseguran que aplicando todos les medios de identificación del cliente y de la prenda es muy difícil que lleguen a esos negocios productos robados ni se acepten como sujetos a préstamos.

 

Los directivos de la Asociación SÍ Conocen la iniciativa de RAFAEL MONDRAGÓN, Ex Presidente de la AMESPRE quien para atender el desarrollo de su servicio del que escribimos el pasado viernes se retiró momentáneamente de la AMESPRE, y nos informan que todas sus empresas están ya conformando su propio sistema, que también evitará que puedan ser empeñados celulares robados y que lo están implementado trabajando del brazo con autoridades judiciales a nivel municipal, estatal y federal y que operará a nivel nacional.

Juan Carlos Villarreal relató a UNIVERSO PYME que consciente de la fuerza que está adquiriendo el robo de celulares y ante la tentación de que las bandas intenten hacer llegar esos productos a las ventanillas prendarias han propuesto esquemas de intercambio de información con las autoridades tanto de seguridad pública como de procuración de justicia para conseguir no sólo evitar que se empeñen sino además identificar y poner a disposición del Ministerio Público a los responsables. 

Además ya se hace un gran esfuerzo con la empresa que concentra los IMEI´s a nivel mundial para consultar prácticamente en tiempo real si el aparato telefónico tiene reporte de robo.

Para dos de cada tres mexicanos el crédito prendario es importante. Cerca de 150 mil préstamos prendarios se realizan diariamente y por ello la AMESPRE ha cerrado acuerdos con más de 20 estados del país y con instituciones u organismos de representación empresarial para evitar que CUALQUIER producto robado pueda ser introducido a los aparadores de los negocios agrupados en la AMESPRE.

Ciertamente la delincuencia organizada quiere tener "espacios de salida" garantizados pero los que pertenecen a la AMESPRE ni remotamente serán el terreno que se les permita dice a esta columna JOEL RODRÍGUEZ, Director de la Asociación.

Gane quien gane la elección Federal, la AMESPRE afirma que no habrá de cambiar su voluntad de trabajar bajo estrictas normas de seguridad legal. La única manera real de apoyar la economía popular y contribuir a que el crédito prendario siga siendo una palanca del crecimiento económico es respetar celosamente el marco del derecho por lo que ellos afirman que caminan derechito como debe de ser.